17 nov. 2012

"MIND"


Si, vivo en un pequeño pueblo, más tirando a aldea, de la costa, al lado de la frontera, donde en invierno convive una peculiar mezcla de fauna, que va desde el exotismo noord-europeo del pensionista de clase media, la pequeña burguesía rancia enriquecida en su momento con el tirón del sol, sangría y toros , y aquellos camareros que andan aturdidos por el efecto de las cervezas ingeridas durante aquella larga espera que finaliza al principio del verano con un nuevo contrato ridículamente precario e infinitas horas de trabajo esclavo.
Vivo una realidad alterada, por la confusión que reina en cada segundo de mi vida, más aún cuando gran parte de esta realidad transcurre en medio de un cruce de microondas tumorosas y congela-dores rebosantes de subproductos alimentarios , precocinados envasados y mariscos con una gran voluntad migratoria...postmortem.